El traje de flamenca (I)

…como nació:
En el siglo diecinueve las mujeres humildes, la mayoría de etnia gitana o campesinas, acompañaban a sus maridos ganaderos que acudían a la feria de ganado de Sevilla. Vivían en construcciones de lonas y anafes parecidos a lo que hoy llamamos caseta.
 
 Solían llevar batas de faena, una falda con algún volante
y un delantal adornado.
Era una indumentaria cómoda y atractiva a la vez,
ya que favorecía mucho a la figura femenina.
 Por esas razones su uso se extiende a otras clases sociales 
y ya no es exclusivo de la mujer de clase baja.
                   
Cuando en el año 1929 se celebra Exposición Iberoamericana en Sevilla y
la feria de ganado pierde su apellido,
 nace el traje de flamenca como traje regional, ya lo usan hasta las mujeres de las clases más pudientes engalandolo con todo tipo de complementos:
                                           
Las flores silvestres de las campesinas se “transforman” en peinas y rosas, se llevan mantones y mantoncillos, grandes pendientes, collares y pulseras. En esta fecha tan importante para Sevilla, el traje se consagra como atuendo indispensable para las mujeres a la hora de asistir a la feria.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *